miércoles, 5 de julio de 2017

PRESENTACIÓN DE "HISTORIAS DE PARÍS"


Título: Historias de París (Paris Stories)
Autor: Elliott Murphy
Año de publicación: 2017
Género: Narrativa
Páginas: 232
Formato: 140 x 200
P.V.P.: 16 euros
Ayer, en la librería de Madrid Los Editores, tuvo lugar la presentación de la traducción que la editorial Izana ha realizado del libro "Historias de París", escrito por el rockero estadounidense Elliott Murphy. Se trata de una antología de relatos que recogen el día a día de un estadounidense afincado en París durante los últimos años 80 y primeros 90. Por ello, este "Historias de París" es una obra profundamente autobiográfica, pues Murphy vive en dicha ciudad desde hace 27 años. El libro es interesante porque en sus textos se tocan aspectos como los inicios del rock & roll en Europa o la visión del modo de vida parisino a ojos de un expatriado americano. 

La velada fue muy entretenida. Pese a lo pequeño del local, hubo muchísima gente, incluido el propio autor, quien leyó algunos fragmentos de su obra en inglés. También hubo lugar para la música, pues Murphy llegó a cantar en directo, armado únicamente con su guitarra y su armónica, algunas de sus canciones más célebres, como podéis ver en el vídeo que tenéis al final de esta entrada.

Si queréis haceros con un ejemplar de la obra, solo tenéis que pinchar en la imagen de la derecha.

video


Actualización: se puede acceder a la grabación audiovisual completa del evento a través de este enlace.

jueves, 22 de junio de 2017

VACACIONES ON THE ROCKS

Hola a tutti frutti.

Abrimos esta entrada para deciros que ya hemos terminado la quinta temporada y... ¡NOS VAMOS DE VACACIONES! Como habréis visto, ha sido una temporada atípica, con mucho especial temático y más corta que las demás, pero ya sabéis que esto para nosotros es una afición y nuestro tiempo libre es el que es.

Así que nos despedimos de todos vosotros hasta septiembre, cuando empezaremos la sexta temporada, en la que celebramos nuestro quinto año de emisión y que traerá algunas sorpresas, como un especial dedicado a Harry Potter o un directo en la biblioteca Manuel Alvar de Madrid.

¡Que paséis buen verano!



miércoles, 7 de junio de 2017

2016: OSCARS SO BLUE

Como sabéis, en "Tócala y Vete" somos grandes aficionados al cine, hasta el punto de que hemos hecho reseñas de todas y cada una de las ganadoras al Óscar a la mejor película, desde el nacimiento de estos premios en el año 1929. Podéis acceder a ellas en este enlace. Ahora, nuestro especialista en cine, Dani Romero, nos trae la correspondiente a la mejor película de 2016: "Moonlight" 

MOONLIGHT

Título original: Moonlight
Año: 2016
País: EE.UU.
Duración:  110 min.
Género: Drama
Director: Barry Jenkins
Guión: Barry Jenkins, según la obra "Los chicos negros a la luz de la luna parecen azules", de Tarell Alvin McCraney
Música: Nicholas Britell
Montaje: Joi McMillon y Nat Sanders
Fotografía: James Laxton (color)
Productor: Dede Gardner, Jeremy Kleiner y Adele Romanski
Compañía: A24/Plan B Entertainment/Upload Films
IntérpretesMahershala Ali, Shariff Earp, Duan Sanderson, Janelle Monáe, Naomie Harris, André Holland, Trevante Rhodes, Ashton Sanders, Edson Jean, Jharrel Jerome, Alex R. Hibbert, Jaden Piner

Ganadora de 3 Oscar: película, guión original, actor secundario (Mahersala Alí)

La película se centra en la vida de Chiron, un niño de raza afroamericana, bastante tímido, que sufre acoso escolar y vive con su madre drogadicta en un barrio marginal de Miami. En ese ambiente de opresivo, donde reina la ley del más fuerte y cualquier signo de debilidad puede suponer la muerte, el joven Chiron deberá esconder sus incipientes sentimientos homosexuales para no llamar la atención.

Como ya comenté en anteriores entradas, el sentimiento de nostalgia hacia el Hollywood clásico ha dominado en los premios de la última década. Tres de las seis ganadoras del Oscar a la mejor película han tratado el tema del cine dentro del cine ("The Artist", "Argo" y "Birdman"). Por eso, este año, "La la land", la obra de arte de Damien Chazelle, lo tenía todo para ser la indiscutible ganadora: película alegre y melancólica al mismo tiempo, apta para todos los públicos, que ensalza el cine de la época dorada de Hollywood, alabada incluso por los no aficionados al musical. De esta manera, "La la land" se convirtió en un fenómeno social: hizo que mucha gente volviera a interesarse por el género, y arrasó en los premios, a priori, más importantes del año: ganó siete Globos de Oro, mas que ninguna otra película en la historia, y superó, con 16, el número de nominaciones históricas a los Oscar, que hasta ese momento tenía "Titanic". Por eso, cuando después del error más bochornoso de la historia de los Oscar, "Moonlight" se convirtió en la ganadora a la mejor película, mucha gente quedó desconcertada. Tal fue el shock que la ficha de "Moonlight" se convirtió en la más visitada en la historia de Filmaffinity, pues la gente quería saber de qué puñetas trataba.

Para entender esta decisión, solamente hay que hacer una cosa: ver las noticias. La oleada de asesinatos de ciudadanos afroamericanos por parte de la policía y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca provocaron que la sociedad estadounidense, y concretamente el gremio de los artistas, de ideología claramente progresista, estuviera muy concienciada con respecto al tema del racismo en los Estados Unidos. Sin embargo, hubo un hecho que destacó por encima de todos y que tuvo una influencia brutal en el Óscar de "Moonlight" : las quejas de los cineastas negros durante la ceremonia del año anterior, que pensaron que estaban infrarrepresentados entre los nominados (el movimiento conocido como "Oscars so White"). Desde ese momento, considerando el carácter conciliador y políticamente correcto de Hollywood y de los Oscar, estaba claro que este año iba a ganar una película protagonizada por actores afroamericanos. Y la elegida no podía ser otra que "Moonlight", una cinta que, además contaba con otra importante baza: el tema de la homosexualidad. Y es que "Moonlight" es la historia de un niño negro, gay, de madre yonki y que sufre acoso escolar, el cóctel perfecto para que los académicos se quitasen el calificativo de "retrógrados" e hiciesen ver al mundo entero que EE.UU. no es racista y lo que cuentan las noticias es falso.

Por el párrafo anterior puede dar la impresión de que el Oscar de "Moonligth", al menos para el que esto escribe,  se debió más a factores políticos que artísticos. Dejemos las cosas claras antes de meternos en harina: rotundamente sí. Eso no quiere decir que la película de Jenkins sea mala, al contrario: es un largometraje excelente, y la temporada de premios así lo demostró (ganó incluso más premios a la mejor película que "La la land"). "Moonlight" está bien dirigida y muy bien interpretada, y cuenta una historia muy cruda, basada en los hechos vividos por Tarell Alvin McCartney, autor de la obra de teatro en la que se basa el guion: "In moonlight black boys look blue" (la palabra "blue" en español puede significar "azul" o "triste"). No obstante, la adaptación que hace Barry Jenkins de la obra de McCartney es muy libre, de ahí que algunos críticos considerasen su guion como un texto original y otros como un texto adaptado. Sin embargo, a pesar de la crudeza de la historia, esta no es ninguna novedad, pues existen decenas de películas con una temática similar: la del niño de barrio marginal que vive oprimido por la sociedad. Sólo hay una diferencia entre esos melodramas y "Moonlight": esta tiene un reparto de actores negros. Me juego el cuello a que si "Moonlight" hubiera sido interpretada por actores blancos, "La la land" sería la ganadora del Oscar a la mejor película.

En este sentido, si bien es cierto es que "Moonlight" tiene secuencias preciosas, como la de la playa, y algunas brutales, como la de la paliza, no deja de ser una película que todos hemos visto ya, en la que no encontramos nada original, deslumbrante o innovador, más allá de la orientación sexual de su protagonista. Para aquellos que se sorprendan de que un negro traficante y con pinta de matón pueda ser gay, a lo mejor la película supone una revelación en sus vidas, pero para los que pensamos que la homosexualidad es algo normal, no nos produce esa sensación de asombro ni incomodidad, y vemos la película como lo que es: el drama de un chico que tiene que salir adelante a pesar de vivir en un ambiente donde las apariencias importan

En honor a la verdad, tanto "Moonlight" como "La la land" cuentan historias mil veces tratadas en el Séptimo Arte, pero la cinta de Chazelle tiene muchísimo más cine, más logros visuales y estéticos que la de Jenkins. Al ver "La la land" uno se siente deslumbrado y da la sensación de que, aunque no sea así, estás viendo algo único que realmente merece la pena. Ambas son películas muy buenas, pero para ganar el Oscar a la mejor película tienes que ser memorable, tienes que "tener alma", y "Moonlight" no la tiene. En resumen, y aunque sé que muchos no estarán de acuerdo conmigo por miedo a ser tachados de racistas u homófobos, no hay duda de que "Moonlight" es, desde ya, una de las mayores injusticias de la historia de los Oscar.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE: 2015: EL FOCO DE LA NOTICIA